1 feb. 2010

LA CULTURA DEL HOT ROD DE LOS EEUU

Para comprender la cultura del Hot Rod, antes hay que buscar en la cultura del automóvil de los EEUU.

El desarrollo de Henry Ford permitió a cualquier persona el poder acceder a un automóvil, la enorme extensión de Norteamérica se desarrolló gracias a la proliferación de los autos que se volvieron indispensables para el diario vivir y cambiaron la cultura.

En el pais del Norte no es posible la actividad cotidiana sin el automóvil. Al finalizar la 2da. Guerra Mundial se desarrolló la industria automotriz a pleno permitiendo una gran variedad de vehículos, prácticamente uno para cada integrante de la familia.

Las casas pasaron a tener cocheras para dos autos. Crecieron los lugares de atención "drive-in" como: cines, cafeterías, restaurantes, lavanderías, bancos y otros. Allí se recibe el servicio sentado en el automóvil.

Las personas se reafirman al poseer un automóvil, también hacen del vehículo un símbolo de estatus y se vuelca el espíritu deportivo en las competencias.

Se dice que todo surgió en California con su gente autosuficiente relacionada con el mito del hombre que se ha hecho a sí mismo "self made man", devoto de lo práctico y de la superación inculcada de una generación a otra. Es el perfil de la gente de California.

En los años 20 y 30, el modificar vehículos ya era una realidad pero no existía aún el término "Hot Rod".

Las primeras denominaciones fueron: "Hot Irons" o "Roadsters".

El hombre medio que no podía adquirir un auto deportivo de alta potencia utilizó el ingenio y transformó su automóvil convencional, un auto de serie.

Así surgió el concepto del "Hot Rod", al principio popular. De tal modo, el automóvil de gran potencia podía estar al alcance de cualquier persona.

Por supuesto los Hot Rods no eran algo elitista como lo que identificaba a las clases económicas superiores. Los modelos más populares recuperaron orgullo con las modificaciones personales.

Fuente: deautomoviles.com.ar

¿QUE ES UN HOT ROD? PARTE I

Básicamente es la modificacón de un auto convencional, tanto de sus partes mecánicas como del interior y exterior de la carrocería, para lograr mejores prestaciones y de tal modo convertirlo en un vehículo único, personalizado.

Los primeros trabajos se realizaron sobre autos viejos de estructura robusta adquiridos para lograr un nuevo vehículo.

Los desarmaderos y el mercado de segunda mano permitían dar el primer paso. Los autos Ford, en las décadas del 20 y del 30 fueron los más elegidos, dado la gran producción, la sencillez constructiva y la robustez.

Les modificaban los motores o los sustituían por otros más potentes que conseguían en los desarmaderos de autos.

Una vez modificada la mecánica se hacía también la modificación de la carrocería, eliminando guardabarros, rueda de auxilio, paragolpes, para reducir el peso del vehículo y así lograr ventajas en las competencias.

En los años 40 se comenzó a decorar las carrocerías, hasta ese momento el aspecto de estos autos no era agradable, así se logró mayor expresión. Aparecieron "Speed Shops", negocios en donde se vendían repuestos mecánicos especiales, diseñados por "rodders" y para rodders.

En la actualidad, esos negocios son verdaderas instituciones de los "Hot Rods", como: Vell Auto Parts, Moon Equipment y So-Cal Speed Shop.

Los aficionados pasaban muchas horas en la cochera armando su propio vehículo, con soluciones caseras a los problemas mecánicos.

Resultaba asi un bólido con poca seguridad para el conductor. Al principio se ponían a prueba en las calles, en carreras ilegales o en rutas abiertas y en las carreras en lechos secos de lagos.

Los lagos secos ofrecen una enorme superficie plana con piso de barro seco, se encuentran en los desiertos de California, uno de los más concurridos era el lago Muroc, luego en Utah se descubrieron el lago salado de Bonneville, un lecho seco cubierto de sal ofreciendo otra adherencia para las competencias.

Los domingos se reunían para correr, algunos fanáticos construían autos para ese evento especialmente, los "lakesters". Las carreras se hacían en linea recta por varios kilómetros para alcanzar la máxima velocidad.

Las competencias al principio eran espontáneas, luego se organizaron con reglas y se formó la "SCTA", Southern California Timing Association.

Los aficionados pasaban muchas horas en la cochera armando su propio vehículo, con soluciones caseras a los problemas mecánicos.

» continua...

¿QUE ES UN HOT ROD? PARTE II

Durante la 2da Guerra Mundial se suspendió la actividad "Hot Rod" en los EEUU, pero al finalizar la misma se proyectó la personalidad de este movimiento del mundo del motor de un modo definitivo.

Así los autos dieron cause para expresar cierta rebeldía fruto de traumas del conflicto bélico, aparecieron inadaptados motorizados que no lograban llevar una vida normal.

Encontraron en las motos, emociones similares a las de las maquinarias de guerra, modificaban sus motocicletas para lograr mayor performance y le agregaron un toque personal en la presentación. Muchos de los grupos formados terminaron en tribus urbanas y hasta pandillas con problemas legales.

Se comenzó a utilizar el término "Hot Rod" y aumentó la importancia de la actividad Drag Racing con origen en las carreras ilegales en pistas públicas en el sur de California.

Muchas de las competencias clandestinas terminaban en accidentes por lo que la policía y otras organizaciones patrocinaron competiciones supervisadas.

La pista de "dragster" se llamó "dragstrip", la primera fue un aeródromo abandonado en Santa Ana, California a comienzos de los años cincuenta (Años dorados del automóvil).

Una carrera de dragsters es una competencia de dos vehículos en una prueba de aceleración sobre una pista recta de 1/4 de milla, unos 402 metros.

Esta actividad generó un lenguaje (argot), tecnicismos y categorías de competencia, de igual modo a como ocurrió con las competencias en lagos secos.

En un comienzo eran carreras populares, cada uno llevaba su auto modificado (Hot Rod), el mismo que conducía desde su casa, luego evolucionó y se crearon categorías para cada vehículo o tipo de combustible, como "combustibles alterados" (fuel altereds), "gassers", "rails" y "fanny cars".

De los "Hot Rods" derivaron las carreras ovales, al principio eran pistas de tierra. Estas competencias ocasionaban muchos accidentes. Su desarrollo posterior derivó en competencias de gran prestigio en el automovilismo deportivo.

Por ejemplo las competencias de "Stock Cars".

En las calles durante la década del cincuenta se veian distintas expresiones "Hot Rod" en la clase media baja de raza blanca, con "roadsters", autos hechos con modelos Ford de las décadas del 20 y del 30, motores "Flathead" marca Ford o Mercury. Un carácter "white trash" de la disciplina del Hot Rod.

Aquellos que buscaban un ascenso en la escala social desarrollaron el "custom". En este caso no se aumentaba la potencia sinó el aspecto exterior ostentoso para hacer cruising (ir de paseo) con la chica al "drive in" (negocios en donde se puede comprar desde el automóvil).

Para la personalización (custom) se elegían modelos de los años 40 y 50, preferentemente marca Mercury. Las modificaciones personales se aplicaban a la carrocería y al aspecto interior del vehículo y llegaron a ser refinadas y sutiles.

Surgieron muchos talleres para hacer vehículos custom al sur de Los Angeles como el de los hermanos Barris. También talleres de tapicería muy frecuentados por chicanos (mejicano-estadounidenses).

Otros grupos sociales adoptaron esta disciplina pero de modo minoritario. Minorías chicanas, japoneses-americanos y los afro-americanos.

Estos grupos desarrollaron su versión del custom con el "low-riding" como especialidad. Preferían Chevrolet, bajaban las suspensiones para buscar el efecto de rozar casi el piso.

El más inadaptado de la pura "white trash" se volcaba a las motocicletas y estaba en el escalón inferior de la sociedad, la marginalidad.

Los "rodders" o conductores de Hot Rods intimidaban a la gente acomodada en su autos de lujo y los motociclistas eran sencillamente como el demonio sobre ruedas.

Durante la década de los 50 la cultura se asentó, había revistas especializadas ("Hot Rod Magazine" de 1948). Algunas de las publicaciones que le siguieron: Motor Trend, Hop Up, Car Craft y Honk!, sirvieron de nexo a los rodders para estar informados y actualizados en las técnicas.

Se esparcieron los "Speed shops", los preparadores mecánicos y las marcas de accesorios, aumentó las posibilidades según precios.

Algunos nombres de ingenieros hechos a si mismos: Vic Edelbrock, Schneider, Ansen, Clay Smith, Bell, Dean Moon, Offenhauser y Ak Miller. Gente formada en base a pura experiencia.

En el año 1951 se creó la "National Hot Rod Association". Estableció normas de seguridad en las competencias de "Drag Racing" y formó un circuito estatal de pruebas.

Durante la segunda mitad de los años 50 la actividad se había extendido a toda la nación. La meca seguía siendo el sur del estado de California, de allí surgían las tendencias, donde se cocinaba la creatividad del "Hot Rod".

Hollywood aprovechó el fenómeno de la actividad, identificó su potencial y así esparció el término "rodder" por todo el país. La actividad económica generada fue importante y se expandío más en la década de los años 60.

Se organizaban varias competencias en lagos salados, en "dragstrip" y en pistas ovales y aparecieron las concentraciones de "roadsters", "rods", "customs" y "bikes".

Al comienzo las exhibiciones se montaban en campos de fútbol de las High Schools, los "car clubs" se hacían cargo de la infraestructura.

Se hacían exhibiciones informales de máquinas preparadas como si de un concurso de belleza para autos se tratara.

El premio era para el coche más elegante, el que tenía la mejor pintura, el interior con mejor tapizado y con el tiempo estos eventos se profesionalizaron. Fueron muy lucrativos en el resto de la década de los sesenta.

El público tenía que pagar entrada y podía ver de cerca algún bólido de competencias o algún "show rod".

Los "Show Rods" eran vehículos Hot Rod muy exagerados con nuevos conceptos de mecánica que muchas veces resultaban impracticables. El objeto era impresionar a los asistentes.

Mucho cromo y pinturas de fuertes efectos ópticos. Multiplicaban su atractivo al aparecer en la televisión o en el cine.

Un constructor famoso fué Ed Roth por sus: Outlaw, Beatnik Bandit, Mysterion, Road Agent y el Surfite. Otro, George Barris ganador más de una vez de premios en una prestigiosa exhibición de Oakland.

Este fue el "Rey de los personalizadores" y colaboró con Hollywood para hacer autos muy especiales de artistas y películas. Otro diseñador, Darryl Starbird, se dedicó a estilizar y dar perfil futurista a lo producido por Detroit.

Dean Jeffries realizó el Seabrust y el Manta Ray. Joe Wilhelm el Wild Dream. Joe Bailon y otros. La Revell o Monogram ganaron dinero de la venta de plástico en forma de reproducciones a escala de coches salidos de las factorías Barris, Roth o Starbird.

A mediados de los 60 había fiebre de personalización de autos y se la intentaba con cualquier vehículo. Había estilos según modelos como los escarabajos de VW, los "dune buggies" desde 1964, los karts y así.

Los "midgets" corrían en las pistas ovales en aquellas épocas y se hacían populares las competencias de "speedway de motocicletas".

Fuente: deautomoviles.com.ar